7 consejos para lograr una rutina de sueño para mi hijo/a con TEA

26 julio, 2022

7 consejos para lograr una rutina de sueño para mi hijo/a con TEA

El sueño es una de las áreas más importantes para el ser humano y su desarrollo, ya que durante éste, se producen variados procesos relevantes para el funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo. En primer lugar, descansamos. Y este descanso comprende la reparación de cada célula de nuestro cuerpo y en especial, de las neuronas en nuestro cerebro (para más información al respecto, te invito a leer este estudio https://www.infobae.com/america/ciencia-america/2019/03/08/un-estudio-descubrio-que-el-sueno-ayuda-a-reparar-el-adn-danado-de-las-neuronas/ ). Esta reparación celular, es la que previene la aparición de enfermedades en nuestro organismo, a través del fortalecimiento del sistema inmunológico.

Por otro lado, ocurren procesos cognitivos como el establecimiento del aprendizaje y la memoria, entre otros. Es decir, el sueño es el agente que establece como aprendizaje todo lo que ocurrió durante el día, lo organiza y pasa a almacenarse en la memoria a largo plazo. Además, permite un adecuado funcionamiento en procesos atencionales, creativos y del humor.

Fuente: https://escuelaconcerebro.wordpress.com/2014/05/11/sueno-y-aprendizaje/

Además, en nuestros niños/as y adolescentes, se presenta el incremento de la hormona del crecimiento durante el sueño, teniendo su pico desde la media noche hasta las cuatro de la madrugada, según estudios. https://saludyvida.tips/dormir-para-crecer-la-hormona-del-crecimiento-y-su-relacion-con-el-sueno/

 

Como podemos ver, el sueño tiene variadas implicancias en nuestro funcionamiento y desarrollo como humanos y más aún, en nuestros niños y niñas que se encuentran en desarrollo tanto físico, como cognitivo. Por esto, es de vital importancia generar una adecuada rutina de sueño. A continuación, te daremos algunos consejos para que comiences a poner en práctica si tu hijo o hija, presentan dificultades de sueño.

En primer lugar, es importante consultar con tu neurólogo/a sobre el sueño, ya que se deben realizar exámenes específicos para descartar algún trastorno de sueño con base neurológica y entregar medicamentos en caso de ser necesario.

Es fundamental fomentar une buena higiene de sueño:

  • Crea una rutina en donde tu hijo/a pueda anticipar la hora de acostarse a dormir. Por ejemplo: bañarse, lavarse los dientes, leer un cuento y dormir. De esta forma, creará un hábito y evitarás el rechazo a acostarse en la medida que seas perseverante en la rutina
  • Haz control ambiental de los estímulos que puedan activar a tu hijo/a. El no uso de pantallas es de vital importancia para no activar el cerebro del menor con estímulos innecesarios, por lo que debes quitar de la habitación, todo tipo de pantallas, ya sea TV, tablets, celulares, etc.
  • Estar lo más oscuro posible ayudará a que el cerebro de tu hijo/a comience a secretar melatonina (hormona del sueño). Si no puedes lograr la oscuridad total, también se recomienda el uso de luces cálidas que otorguen un reflejo rojizo o anaranjado.
  • La ingesta del último alimentos (la cena), debe ser al menos 2 horas antes de la hora de dormir (y liviana, sin alimentos que contengan azúcares y cafeína) y 1 hora antes, la ingesta de líquidos. De esta manera, evitarás que el menor se acueste con el estómago pesado y no exista la necesidad de ir al baño, en caso de haber control de esfínter, permitiendo lograr el sueño profundo en las primeras horas del ciclo del sueño
  • Es importante que el niño o niña, se duerman en el lugar que permanecerán durante la noche, ya que durante el sueño se producen microdespertares en donde el cerebro chequea si el lugar donde se encuentra es seguro para seguir durmiendo. Entonces, si se visualiza un lugar diferente al que se durmió, despertará alerta con el fin de evaluar si el ambiente es seguro o no. Por lo tanto, si el niño o niña se duerme en el mismo lugar que permanecerá durante la noche, no despertará durante esta.
  • Si tu hijo o hija, aun duerme siestas durante el día, es importante respetarlas en los horarios correspondientes, ya que así evitaremos llegar a la noche con un sobrecansancio que dificulta la conciliación del sueño
  • SI tu hijo o hija es pequeño y le cuesta el cambio de actividades, puedes utilizar un “objeto de transición” como por ejemplo un juguete, peluche o imagen que entregues a la hora de dormir. De esta manera disminuiremos la ansiedad a través de la anticipación no verbal.

Finalmente, si tu hijo/a presenta algún trastorno sensorial, puede presentar dificultades para conciliar el sueño y lograr un sueño reparador, evidenciando inquietud nocturna. Para esto, puedes crear una dieta sensorial junto a tu terapeuta ocupacional, que incluya una preparación para la hora de dormir.

 

Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a mejorar la calidad de sueño de tu hijo o hija.

Si tienes dudas sobre el tema, te invitamos a consultar a nuestros especialistas.

 

 

Cómo saber si tengo TEA y soy adultoCómo diferenciar una crisis sensorial de una pataleta