Cómo quitarle los pañales a mi hijo con TEA

10 mayo, 2022

Cómo quitarle los pañales a mi hijo con TEA

 

En el artículo anterior hablamos sobre las posibles causas del retraso de la adquisición del control de esfínteres en niños y niñas con TEA. Por lo que si aún no lo has visto, te invito a leerlo para poder entender a cabalidad lo expuesto en el presente artículo.

Hoy hablaremos de diferentes técnicas y consejos, para cada una de las causas ya expuestas anteriormente.

En el área del procesamiento sensorial

Recordando que en ésta área teníamos un perfil sensorial en específico, es imprescindible trabajar sobre éste, en conjunto con el/la terapeuta ocupacional a cargo. En primera instancia, debemos trabajar en actividades que aumenten la noción del propio cuerpo de nuestro/a niño/a.

Para esto, todas las actividades que demanden movimiento, sobretodo a nivel de miembros inferiores, es decir, desde el ombligo hacia abajo, nos ayudará a aumentar esta noción, como por ejemplo: jugar a la pelota con los pies, jugar a “las ranas” y saltar o caminar agachados, acostarnos de espalda y trasladar pelotas o peluches de nuestros pies a la cabeza usando los pies, etc. De igual manera, podemos hacer ejercicios con un balón terapéutico pequeño realizando pequeños saltos sobre éste mientras el niño o niña está sentado/a, ponerlo entre las piernas y pedirle que lo apriete con las rodillas, etc.

Por otro lado, también es importante ayudarlo/a a diferenciar y/o nombrar las sensaciones internas que podemos captar como por ejemplo: “estás sudando, porque tienes calor”, “tu estómago ruge, porque tienes hambre”, etc.

De esta manera, estaremos ayudando a que nuestro hijo o hija, comience a poner atención en sus sensaciones internas y logre comunicarlas de manera asertiva. Por último, trabajar frente al espejo es una técnica que favorecerá de igual manera la noción corporal; podemos bailar frente a éste, hacer juegos de imitación, nombrar las partes del cuerpo, etc. Es importante que el adulto se posicione a un lado del niño o niña si éste logra seguir las instrucciones. De lo contrario, nos posicionamos detrás de él o ella y le ayudamos con su propia mano o cuerpo a seguir cada instrucción.

 

En el área motriz

Ayuda a tu hijo o hija previamente, con entrenamiento de actividades de coordinación, como lanzar pelotas a un objetivo, reventar burbujas, hacer encajes, colaboración en el vestuario si aún no es independiente o entrenar con libros sensoriales o tableros montessori que tengan abotonados, cierres, velcro y todo lo relacionado al vestuario.

 

En el área cognitiva

Es importante el uso de pictogramas desde un comienzo para poder organizar la rutina de ir al baño en nuestros niños y niñas. En primera instancia podemos utilizar la secuencia de pictogramas para explicar cómo lo estamos ayudando, para ir poco a poco, involucrandolo/a en cada paso  hasta llegar a la independencia. Te dejo una página donde podrás encontrar el adecuado de manera gratuita: https://arasaac.org/pictograms/search . De igual manera, puedes apoyarte en videos de dibujos animados en donde muestran rutinas de ir al baño, acompañados de canciones que aumentan el interés del niño o niña por lograrlo.

En casos en donde la poca tolerancia al cambio sea muy fuerte, podemos comenzar paulatinamente a adquirir la noción de baño-pipí o caca. Te dejo un pequeño entrenamiento:

  • Semana 1. Procurar que defeque u orine en el pañal o ropa interior, sin estar sentado en el retrete, pero dentro del baño, para que asocie que el sitio para hacer pipi y caca es el baño
  • Semana 2. Intentar luego sentarlo en el retrete con la tapa bajada, mientras sigue llevando el pañal o la ropa interior. También lo puedes apoyar con un banquito para que sus pies no queden suspendidos en el aire
  • Semana 3. Sentarlo después con la tapa levantada y sin vestir, pero con el pañal o ropa interior
  • Semana 4. Finalmente, colocar al niño en el retrete sin pañal o ropa interior, primero unos segundos, luego se irá ampliando.

En el área comunicativa

Los tableros de comunicación alternativa (en caso de no existir lenguaje) o aumentativa (en caso de presentar lenguaje, pero poco funcional), nos ayudarán a entrenar la comunicación efectiva a la hora de ir al baño. Puedes crearlo tú mismo/a a través de pictogramas, pero siempre es recomendable realizarlo en conjunto con el/la especialista Fonoaudiólogo/a, ya que nos orientarán hacia la mejor manera de ejecutarlo según cada niño, potenciando su comunicación y lenguaje. De igual manera, no olvides que las canciones son un recurso muy motivador para el desarrollo del lenguaje.

 

Consejos generales a considerar

  • Llevar un registro diario: cuántas veces al baño, a qué hora está más receptivo, etc. con el fin de tener un mejor control y entrenar en el momento indicado.
  • Establecer una rutina para fomentar la anticipación con apoyo visual, pictogramas: hacer pipí al levantarse, después de las comidas o justo antes de acostarse; siempre en los mismos momentos, pero sin obligarlo.
  • Involucrarlo/a con todo lo que implica el proceso de ir al baño, incluyendo los hábitos de higiene: usar papel higiénico, tirar la cadena, lavarse las manos, etc. Esto ayuda a reforzar su autoestima y autonomía
  • Felicitar al niño o niña por sus logros. Para él o ella, será satisfactorio conseguir pequeños éxitos sin necesidad de premios adicionales que puedan confundirle o frustrarle si no lo consigue
  • Enseñar el vestirse y el desvestirse a través de la imitación y pictogramas.
  • Durante el proceso de control de esfínteres, usar ropa cómoda y fácil de quitar y poner con el fin de fomentar la autonomía
  • Considere la dieta de su hijo/a. Los cambios de dieta, como el aumentar los líquidos y la fibra que ingiera, pueden ayudar a que su hijo/a sienta la necesidad de usar el baño.
  • Crear un ambiente preparado, adecuando el mobiliario a su altura. Dejar los materiales al alcance. Usar un piso para dar mayor soporte a los pies.
  • Cuando sea posible, enseñe a su hijo/a a echar la suciedad del pañal directamente al inodoro. Esto también ayudará a su hijo a comprender que el excremento va en el inodoro. Enséñele a bajarle al depósito del baño y lavarse las manos después de cada cambio de pañal.

Y recuerda, que siempre es necesario el apoyo de especialistas. En este artículo no consideramos los aspectos biológicos que también podrían influir, como alergias alimentarias, estreñimiento, etc. Por lo tanto, considéralo a la hora de abordar este tema.

¿Por qué no logro quitarle los pañales a mi hijo o hija con TEA?Nuevo centro de autismo en Rancagua